Dos artículos relacionados con nuestras últimas publicaciones

En el marco de colaboración entre El Diario de la Educación y el Área Educativa de FUHEM, hemos publicado dos nuevas tribunas que enlazan muy bien con el trabajo que se desarrolla en nuestras aulas y con las dos últimas publicaciones editadas por FUHEM Educación: 'Educar para la transformación ecosocial' y '71 propuestas para educar con perspectiva de género". 

La perspectiva ecosocial

Con el título “La educación como servicio social requiere un enfoque ecosocial”, se publicó un texto en el que Luis González Reyes, coordinador del proyecto educativo ecosocial en FUHEM, explica que la crisis ambiental sigue siendo abordada casi de puntillas en la escuela, a pesar de que el cambio climático es una realidad que va a cambiar radicalmente los entornos en los que vive nuestro alumnado.

A partir de ahí, el artículo plantea que la educación, como servicio individual y social, tiene que contribuir a mejorar las condiciones del conjunto de la población. “Desde estas dos perspectivas, la individual y la colectiva, la crisis ambiental en curso y las maneras de abordarla deben ser temas centrales en los currículos, ya que lo son en el devenir de nuestras vidas”, argumenta Luis González.

El texto sostiene que para trabajar los temas ecosociales con profundidad y rigor hace falta programarlos adecuadamente, igual que se hace en matemáticas, con un desarrollo vertical en el que, curso a curso, se construyen nuevos conocimientos y una mirada horizontal que permita relacionar este campo con el resto de áreas de conocimiento escolares.

El artículo se cierra aportando la experiencia desarrollada en FUHEM con el fin de facilitar esta tarea al personal docente. Se trata del libro titulado Educar para la transformación ecosocial, fruto del trabajo realizado a lo largo de cuatro cursos por un equipo multidisciplinar de profesorado de todas las etapas y áreas de conocimiento, y personas expertas en distintos temas ecosociales. El resultado propone cómo realizar una transformación integral de un centro educativo desde la perspectiva ecosocial pero, sobre todo, se realiza una propuesta exhaustiva de los objetivos ecosociales a cubrir, los contenidos, los métodos y algunas líneas sobre la evaluación. Es decir, se describe un currículo ecosocial que además, se entrelaza con el currículo de la LOMCE.

Combatir la violencia de género en el ámbito educativo

El otro artículo, firmado por Mara Nieto, técnica del Área Educativa de FUHEM, se titula “Combatir la violencia de género en el ámbito educativo desde una perspectiva feminista” y parte de reconocer que las manifestaciones de la violencia de género, reflejo del sistema patriarcal en el que vivimos, tienen su base en violencias menos visibles que se dan en todos los ámbitos en los que nos desarrollamos como personas, incluida la escuela.

“Si tenemos en cuenta que la escuela es uno de los contextos de socialización más importante y a través de las dinámicas que tienen lugar en ella podemos estar transmitiendo y repitiendo esas pequeñas violencias más sutiles, es necesario tomar conciencia de cómo ocurre eso para poder cambiarlo”, sostiene Mara Nieto en su tribuna.

La autora reconoce que si bien cada año aumentan las denuncias de menores que ejercen violencia de distintos tipos contra sus parejas, exparejas o compañeras, también cabe interpretar estos datos como un indicador de que el problema es cada vez más visible y se está incrementando la toma de conciencia que conduce a la detección y la denuncia.

En este contexto, Mara Nieto defiende la necesidad de contar con estrategias concretas para facilitar la concienciación propia y del entorno. Para finalizar, el artículo recomienda algunas de las numerosas guías y recursos que ayudan a detectar y prevenir situaciones de violencia y educar para la igualdad desde una perspectiva de género. Muchas de estas implican directamente al profesorado como agentes educadores imprescindibles en esta labor. Entre las obras citadas, destaca la guía “71 propuestas para educar con perspectiva de género”, elaborada por el grupo de género de FUHEM, que recoge varias estrategias que podemos poner en marcha en los centros educativos en todos los niveles. Otras iniciativas interesantes son la “Guía de buen trato y prevención de la violencia de género. Protocolo de actuación en el ámbito educativo”, elaborada por la Junta de Andalucía; o el material para profesionales del ámbito educativo de la campaña “Hay salida” para la prevención de la violencia de género en la adolescencia, desarrollado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.